Espacios de fiesta en los videoclips – Desocultacción Videoclipiana

Un videoclip busca materializar la música que el artista compone en una serie de imágenes que  describen y amplían las canciones. Es muy importante elegir una estética en el videoclip que esté acorde con lo que el video busca. En concreto, la música destinada a consumir en las fiestas se ruedan muchas veces en escenarios que remiten a estos espacios lúdicos. Se basa en la filosofía de que cada espacio es un lugar potencial para albergar una fiesta.

Son famosos los conciertos improvisados de los Beatles en la azotea de un edificio en Don’t let my down y U2 con Where the street have no name que provocan que la gente empiece a escalar esos edificios o a ocupar las calles hasta que la policía los desaloja.

 

En películas como Projet X (2012) se muestra un estereotipo de fiesta que hablan de desfase, caos e ilegalidad. LMFAO con su Sorry for Party Rocking, Madonna con Bitch I’m Madonna o Katy Perry en Last Friday Night hablan de este tipo de fiestas que están fuera de control en viviendas. Es un tipo de fiesta muy característico del género pop. Las personas que organizan una fiesta en una vivienda siempre tiene en mente este tipo de espacios e incluso se crean discotecas a partir de estos espacios como en las discotecas de Estambul que aprovechan viviendas abandonadas.

 

Parte del atractivo de estos eventos es la descontextualización de los espacios ocupándolos ilegalmente y las localizaciones extremas. Montar una fiesta en túneles abandonados, en la azotea de un rascacielos o invadiendo las calles de la Habana son situaciones ficticias que reflejan la idealización de las fiestas en nuestra época. (Bailando  de Enrique Iglesias,  Bang Bang de Jessie J, Ariana Grande, Nicki Minaj  y La Gozadera de Gente de zona). En El taxi de los conflictos (1969), Lola Flores con su canción Que me coma el tigre transforma una parada de autobuses en una sala improvisada de conciertos de flamenco .

Todo este imaginario creado por los videoclips se convierte en el material con el que los espacios de fiesta como bares y discotecas trabajan para generar experiencias que resultan conocidas para los consumidores. Utilizando colores, texturas, atmósferas e incluso marcas de bebidas consiguen evocar esos mundos que se generan en los videoclips. Y, también en el sentido contrario, los videoclips se nutren de las nuevas corrientes que surgen en el panorama fiestero.

2016-04-09

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s